El estudio, que estará dirigido por la Dra. Christine Chiaverini, dermatóloga que trabaja en el Centre Hospitalier Universitaire de Nice en Francia, incluirá pruebas clínicas con hasta veinte personas, de seis años o más, que tienen EBS grave que causa al menos cuatro ampollas nuevas cada día.

Se estima que el estudio implicará veinte semanas de pruebas para cada persona: después de una evaluación inicial, tomarán las tabletas durante ocho semanas, se detendrán durante cuatro semanas y luego volverán a tomar las tabletas durante otras ocho semanas. Los resultados como formación de ampollas, dolor, picazón y calidad de vida se medirán durante períodos con y sin tratamiento y se compararán. Los resultados positivos respaldarán el próximo paso de un ensayo clínico controlado con placebo.

En total, el ensayo clínico tardará dos años en completarse.