La capacidad máxima es el número total de personas que pueden permanecer en la casa de vacaciones; este número variará según la casa de vacaciones que haya reservado, pero incluirá a los bebés.

Por ejemplo, si la casa de vacaciones dice "duerme hasta seis", entonces no se permitirá que más de seis personas se queden en la casa de vacaciones.