Si está trabajando en el Reino Unido, no está obligado a decirle a su empleador si tiene una discapacidad o si vive con una condición de salud. La divulgación de información de salud personal siempre debe ser una elección que usted haya hecho.

Si su condición no tiene un impacto en su trabajo o compromete la salud y la seguridad, entonces puede optar por no divulgar esto. Sin embargo, podría ser útil, especialmente si cree que puede necesitar apoyo adicional o adaptaciones para desempeñar el cargo.

Puede pedirle a su departamento de recursos humanos o gerente de línea que mantenga esto confidencial.

Visite nuestra página Hablando con su empleador para obtener más información.