Después de que nuestra piel se haya dañado e inflamado, a veces puede sanar tan bien que parece que nunca ha habido una lesión. Pero una herida más grave se repara mediante un proceso llamado fibrosis que produce una cicatriz. Este proceso involucra células llamadas fibrocitos y proteínas como el colágeno para volver a unir nuestra piel. En la epidermólisis ampollosa, es posible que las proteínas de la piel, como el colágeno, no funcionen correctamente, por lo que es posible que el proceso de cicatrización de heridas no se produzca de la manera esperada. Comprender cómo se supone que ocurre la curación de heridas y la cicatrización puede ayudar a los investigadores a descubrir qué partes del proceso se ven afectadas en la EB y encontrar objetivos para los tratamientos. 

 

Crédito de la imagen: Reparación de tejidos 417, por OpenStax College, Anatomy & Physiology, sitio web de Connexions. http://cnx.org/content/col11496/1.6/, 19 de junio de 2013. Con licencia Creative Commons Attribution 3.0 Unported.